• Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

Entrevista al presidente de la DAIA: “Seremos transparentes con los miembros de la Asamblea”

14.05.2018 11:19  | 

 Agencia AJN.- En una entrevista exclusiva con la Agencia AJN, el presidente de la DAIA, Alberto Indij, expresó que serán “transparentes con los miembros de la Asamblea” General Ordinaria, integrada por instituciones adheridas y filiales del interior, que se llevará a cabo esta tarde y que analizará el balance del último ejercicio económico.

Mucho antes de que se produjera el escándalo por la denuncia pública contra el ex titular de la DAIA Ariel Cohen Sabban, la Comisión Directiva de la institución había convocado para el 14 de mayo esta Asamblea.

“La DAIA ha sufrido un fuerte impacto y tenemos que elevar aún más el estándar de nuestros comportamientos individuales para que una situación como esta jamás se repita”, afirmó Indij. “Muchos pudieron sentirse confundidos frente al escándalo público y nuestra idea es despejar todas las dudas”, agregó.

Asimismo, ante los pedidos de que renuncie la Comisión Directiva en su totalidad, el actual presidente de la DAIA confirmó: “Vamos a continuar ejerciendo nuestro rol”.

-Después de la situación de Cohen Sabban, ¿cómo están llegando a la próxima Asamblea y con qué expectativas?
-Así como muchos de ustedes y toda la opinión pública se sorprendió ante la noticia, la Comisión Directiva de la DAIA también. A partir de ese momento ejecutamos todas las medidas previstas en el Estatuto interno para devolverle institucionalidad a la DAIA y llegar a la Asamblea con las autoridades legalmente constituidas y en pleno funcionamiento. Vamos a ser absolutamente transparentes con los miembros de la Asamblea, como siempre lo hemos sido. Creo que muchos pudieron sentirse confundidos frente al escándalo público y nuestra idea es despejar todas las dudas y comenzar a trabajar en dos planos: en primer lugar es necesario que la DAIA continúe haciendo lo que tiene que hacer. En segundo lugar, la Comisión Directiva comenzará a trabajar en un proceso de transición para llegar de manera ordenada a la elección de autoridades prevista para octubre o noviembre de este año.

-¿Cree usted que la situación dañó la credibilidad de la institución?
-Yo creo que a las instituciones las integran hombres y mujeres de toda condición, con virtudes y con defectos. Y así como las acciones virtuosas de una persona impactan positivamente en la reputación de una institución, cualquiera fuera, un comportamiento inapropiado y escandaloso, daña la imagen de un grupo, aun cuando la acción sea una responsabilidad individual. La DAIA ha sufrido un fuerte impacto y tenemos que elevar aún más el estándar de nuestros comportamientos individuales para que una situación como esta jamás se repita.

-¿Qué ocurre cuando un victimario se convierte en víctima, como ocurrió con la señora Mitre?
-No creo que pueda decirse que la señora Mitre haya sido una victimaria; de ninguna manera. Esmeralda hizo una declaración desafortunada en torno a la Shoá y la situación estaba encaminada institucionalmente, en el seno de la DAIA, de donde nunca debió salir. El encuentro privado entre la señora Mitre y el señor Cohen Sabban fue una grave equivocación, una inconducta que trajo enorme confusión en muchos sectores. El señor Cohen Sabban ha pedido perdón y la señora Mitre lo ha aceptado, dando por concluido el triste episodio. Ahora, nos queda a nosotros la misión y etapa de la reconstrucción.

-¿Cuál es la posición del ejecutivo a estas horas?
-En la Comisión Directiva hemos elegido el camino de la cautela y prudencia hasta poder reconstruir en detalle todo lo ocurrido, entendiendo que es la opción adecuada para no continuar dañando a la DAIA y a toda la comunidad judía de Argentina, que en estas horas es protagonista de un escándalo vergonzoso. En la Asamblea vamos a compartir con transparencia todo lo que sabemos, indicando con precisión hechos, días y horarios, sin agregados, omisiones e interpretaciones. Los resortes institucionales han funcionado y la DAIA tiene hoy las autoridades legalmente constituidas. Nuestra intención es trabajar con todos, oficialistas y también la oposición, en una transición ordenada hacia las elecciones de octubre o noviembre de este año, con las cuentas auditadas y la revisión de todo lo actuado, para dejar en manos de la próxima Comisión una herencia clara y positiva, donde el episodio protagonizado por el ex presidente no perjudique toda la gestión que hicimos.

-¿Sostienen que sería prudente y conveniente continuar presidiendo la institución hasta las elecciones?
-Absolutamente. La DAIA tiene perfectamente establecido los mecanismos para que en caso de renuncia de una autoridad, en este caso el presidente, se preserve la institucionalidad a través de una línea de sucesión, tal como lo marcan los estatutos. Pero hay algo más. Todos nosotros tenemos familia, hijos, nietos, amigos, colegas. Nos resulta imposible, personal y moralmente, que la responsabilidad de una persona por un acto inapropiado pero individual, al que no le quito gravedad, nos iguale a todos y nos haga a todos responsables. Aquí no puede ni debe aplicarse la frase “fuenteovejuna fue”. No sería justo hacerlo, sobre todo, porque no sería la verdad. Vamos a continuar ejerciendo nuestro rol, trabajando -como ya dije- en una transición ordenada.

-¿Cómo se recupera la credibilidad luego de lo ocurrido con Sabban?
-Existen crisis leves, medianamente graves, graves y disruptivas. Estas últimas marcan un antes y un después en la vida de las personas y de las organizaciones. La disrupción pone en duda todo, inclusive la buena historia que ha tenido la institución. Debemos aferrarnos a aquello que más nos enorgullece y trabajar muy unidos para lograr superar la crisis. No es cuestión de días ni de semanas. Llevará tiempo recuperar la reputación perdida, pero estoy seguro de que si estamos unidos lo vamos a conseguir.

-¿Cuál es su mensaje como presidente de DAIA a la comunidad judía?
-En estas últimas dos semanas todos nos sentimos abrumados por la situación. Nos tomó por sorpresa. Y es natural que muchos amigos u otras organizaciones judías hayan querido despegarse rápidamente de este episodio. Quienes integramos esta Comisión Directiva no estamos aferrados a ningún cargo, pero no sería justo que, frente a un hecho ajeno a nuestra voluntad, debamos hacernos cargo. No me sentiría bien con la comunidad, mis compañeros de Comisión Directiva y conmigo mismo si, en medio de esta crisis, doy un paso al costado. Actuamos en tiempo y forma y correctamente. Reaccionamos con la mayor contundencia posible frente a la gravedad de la situación y dentro de los límites que tenemos como institución. Desearía que como comunidad estuviésemos más unidos para recuperarnos más rápido y que cuando se cumplan los períodos establecidos, otros tomen nuestros lugares con una DAIA recuperada.

-¿Cuál es su mensaje a la sociedad argentina?
-Somos parte de la sociedad argentina. Entendemos que la acción individual de una persona generó un gran escándalo y lo siento de veras. A todos les pedimos que nos permitan transitar este período en calma. Los protagonistas de este triste episodio han dado vuelta la página, uno al pedir perdón y otra al aceptarlo y dar públicamente por concluido el episodio. Ahora nos toca a nosotros mirar hacia el futuro y seguir trabajando en la misión trascendental e insustituible que viene cumpliendo y tiene la DAIA desde hace más de ochenta años.
  • Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

comentarios

Deje su comentario







Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Copyright 2010 ITONGADOL | Todos los derechos reservados

ezink | web applications