• Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

Opinión

Rivlin, un discurso maravilloso

13.04.2018 08:38  | 

 Agencia AJN.- El discurso pronunciado por el presidente de Israel, Reuven Rivlin, durante Marcha por la Vida, fue transmitido en directo por los medios en Israel y tuvo amplia repercusión. Así expresa su opinión al respecto el conocido periodista Sever Plotzker, en su columna del diario Yediot Ajaronot:

No soy quién para calificar a presidentes, pero esta vez me tomaré la libertad de evaluar el discurso del presidente Reuven Rivlin en Marcha por la Vida en Auschwitz. El presidente dio un discurso extraordinario en nuestra zona: un discurso mesurado, inteligente, correcto desde el punto de vista histórico y de los hechos, no arrogante ni amenazante, y que hizo justicia con la tremenda complejidad de las relaciones de mil años entre Polonia y su población judía, entre los judíos y su Polonia.

No se nos da la oportunidad de escuchar muchos discursos como ése. Si escuchamos bien a nuestros políticos encontraremos que están dominados por el simplismo, incitación, arrogancia y egocentrismo. Ni una pizca de estas cualidades negativas tuvo lugar en el discurso de Rivlin.

A diferencia de la prensa popular en Israel, que convirtió el Día de Recuerdo del Holocausto en un día para ajustar cuentas con los polacos, el presidente destacó primero, y por sobre todo, la culpabilidad de los alemanes nazis. Sí, hubo polacos – muchos miles de polacos – que entregaron a los nazis a un cuarto de millón de judíos que habían huido de los guetos y los traslados. Sí, los polacos delataban, pero los alemanes asesinaban. El presidente Rivlin no pasó por alto este hecho.

En un párrafo digno de ser enseñado en Israel, el presidente distinguió entre el derecho de toda nación – incluida Polonia – a construir su memoria histórica según mejor le parezca, y la “Ley polaca”, que podría generar la censura a historiadores, investigadores y testigos de los horrores, y conducir al ocultamiento de la verdad. Rivlin se pronunció claramente contra esto, y expresó su esperanza de que la ley sea corregida en este sentido por el Tribunal Constitucional de Polonia.

Las palabras de Rivlin son tanto importantes como morales, éticas.

La ley en sí misma no es antisemita, pero las declaraciones de los funcionarios del gobierno polaco que acompañaron el nacimiento de esta ley soltaron las riendas y abrieron las compuertas a una oscura ola antisemita. Para frenar esta ola y reprimirla, el presidente Rivlin llamó a “polacos e israelíes, israelíes y polacos” a cooperar en la investigación del Holocausto desde todos los puntos de vista.

“Ninguna ley cubrirá la sangre”, dijo Rivlin, y no olvidó agregar la palabra “racismo”, cuando advirtió sobre el aumento del antisemitismo en Europa. No pasó por alto a los europeos, culpables de olvido y negación. Muchos pueblos europeos cuyos hijos e hijas no sólo delataron y entregaron judíos a los nazis sino también asesinaron a cientos de miles – lituanos, ucranianos, croatas, húngaros y otros – no hicieron hasta el día de hoy un diez por ciento de la evaluación y autocrítica que han hecho y hacen los polacos. Allí “florece” el negacionismo del Holocausto.

  • Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

comentarios

Deje su comentario







Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

en las redes sociales

Facebook
Twitter
YouTube

newsletter

Reciba toda la información por
su casilla de e-mail.


Suscríbase desde aquí »

MANDE SUS DESEOS AL MURO

EDICION IMPRESA

Copyright 2010 ITONGADOL | Todos los derechos reservados

ezink | web applications